Archivo de la categoría: Propiedad Intelectual

Ladrones de cultura

Internet ha revolucionado el mundo, de eso no cabe duda. Prueba de ello son las dilatadas manifestaciones en todos los recovecos del país y del mundo, las detenciones de carácter urgente, las quejas continuadas de usuarios y propietarios; además de la gran cantidad de artículos y palabras desgastadas o malgastadas que se han publicado a lo largo y ancho del planeta.

Los límites se han difuminado, Internet es el fenómeno de la globalización en formato oficial. Aquello de lo mio es mio y lo tuyo es tuyo se ha acabado, es un concepto obsoleto. Y con motivo de los cambios generacionales en la era de la tecnología, ésta ha engendrado de nuevo en nuestro hacer diario, reminiscencias de aquello que los medievales llamaban trueque. Este nuevo movimiento no es de extrañar, porque como todos saben, las épocas cambian y lo bueno siempre vuelve.

El ser humano se ha acostumbrado a Internet, nadie es nada sin este valioso instrumento. El problema está en que las industrias culturales, los grandes generadores de ideas, no acaban de encajar el duro revés de la palabra “compartir” y junto a los Estados se han propuesto arremeter contra la utilización ácrata de Internet. ¿Su instrumento de lucha? El más absurdo de los bastiones conocidos contra el tráfico de ideas, la Inquisición.

Mientras unos avanzan recogiendo las ideas positivas del paso para mezclarlas con los avances de hoy, otros en vez de modernizar todo aquello que afecta a su manufacturación se aferran a métodos arcaicos como única solución final.

Sinde-Wert, SOPA, PIPA, etc., es indiferente la denominación que quieran pergeñarle al sustantivo, el caso es persistir en el intento de acotar todas las libertades que el entramado tecnológico nos ha brindado desde sus inicios hace ya más de diez años. Sólo son simples confabulaciones mal estructuradas, las cuales quieren hacer valer mediante un elemento tan primordial como lo es la ley.

Y escudarse en la ley es algo que no valdrá un ápice en el futuro. Están convencidos de que la caducidad idearía que se traen entre las garras les ayudará a mantener la “cultura universal” incólume. Pero en realidad, lo que están consiguiendo es confeccionar a un monstruo llamado “usuario de la red” que podrá superar todas las barreras que los magnates arribistas de esas industrias culturales intentan acomodarles en la travesía hacia la liberalización cultura.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , ,